Letras

Mi última canción

Ventanas verdes cierran mi casa.
Hoy no quiero ver el sol.
No quiero hacer nada más que mi última canción.

Me gustaría escribir
como Picasso pintaba,
de la forma más hermosa,
de la forma más desordenada.

Ventanas verdes cierran mi casa.

Vi pasar el tren desde mi balcón.
Vi pasar el tren. Su último vagón.
Vi pasar el tren. Vi pasar el tren.
Mientras yo sigo esperando mi última canción.

Si me llamas soñador, no te equivocas.
Nunca bajaré de esa nube
que me lleve hasta tu boca.
No quiero ser escritor. Solo tiempo para escribirte.
No quiero ser cantor. Solo tiempo para cantarte.
No quiero quererte. Solo quiero tiempo para amarte.

Vi pasar el tren desde mi balcón.
Vi pasar el tren. Su último vagón.
Vi pasar el tren. Vi pasar el tren.
Mientras yo sigo esperando mi última canción.

Vi pasar el tren desde mi balcón.
Vi pasar el tren. Su último vagón.
Vi pasar el tren. Vi pasar el tren.
Mientras yo sigo esperando…

Vi pasar el tren desde mi balcón.
Vi pasar el tren. Su último vagón.
Vi pasar el tren. Vi pasar el tren.
Mientras yo sigo esperando
mi última canción.

Puerto de Santa María

Busqué tus besos en la noche fría del
Puerto de Santa María.
Al ver que entre la gente no estabas
caminé entre sus calles retorcidas.
Caminé entre sus calles retorcidas.

Jugué a decir tu nombre
parándome a brindar en todas las cantinas.
Jugué a decir tu nombre.

Jugué a decir qué te decía
si de pronto aparecías
en El Puerto de Santa María.
En El Puerto de Santa María.

Y la fina lluvia es agradecida
por todos los geranios,
que te gritan guapa…
Que te gritan guapa cada vez que pasas por debajo.
Cada vez que pasas por debajo.

Jugué a decir tu nombre
parándome a brindar en todas las cantinas.
Jugué a decir tu nombre.

Jugué a decir qué te decía
si de pronto aparecías
en El Puerto de Santa María.
En El Puerto de Santa María.

Busque tus besos en la noche,
de cantares y guitarras.
Quien dijo cantares, dijo Andalucía.
En El Puerto de Santa María.
En el Puerto de Santa María.

Jugué a decir tu nombre
parándome a brindar en todas las cantinas.
Jugué a decir tu nombre.

Jugué a decir qué te decía
si de pronto aparecías
en El Puerto de Santa María.
En El Puerto de Santa María.

Cridaré el teu nom

Cridaré el teu nom,
fins que arribi al teu cor.
Fins que el dia torni vespre.
Fins que quedi sense veu.

Cridaré el teu nom.
Cridaré el teu nom.

Cridaré el teu nom
suplicant el teu amor.
La teva gelor.
Suplicant els teus petons.

Cridaré el teu nom.
Cridaré el teu nom.

Cridaré el teu nom.
Cridaré el teu nom
fins que les meves mans
agafin el teu cos.

I dir-te mirant als ulls. Com t ́estimi i t’he estimat.
Cridaré el teu nom. Cridaré el teu nom.

Cridaré el teu nom.
Cridaré el teu nom
fins que les meves mans
agafin el teu cos.

I dir-te mirant als ulls. Com t ́estimi i t’he estimat.
Cridaré el teu nom. Cridaré el teu nom.

Cridaré el teu nom. Cridaré el teu nom.

Sin ti, contigo

Leer tus ojos querría
para entender lo que dicen.
Tú sabes que ellos hablan por eso me miras.

Ahora sueño
con los besos que nunca me diste.
Y encontrarte en la ausencia
me gustaría.

Quiero que sepas que te abrazo cada noche.
Quiero que sepas que en tu barriga me quedo dormido.
Quiero que sepas que de madrugada bailo con tu ombligo.
Quiero que sepas, quiero que sepas, quiero que sepas…
lo que hago sin ti, contigo.

Tímidamente y descalzo camino entre los charcos.
Los charcos que dejó la lluvia.

Ahora imagino una noche contigo.
Las canciones más lentas para volver a bailar
sin ti, contigo.

Quiero que sepas que te abrazo cada noche.
Quiero que sepas que en tu barriga me quedo dormido.
Quiero que sepas que de madrugada bailo con tu ombligo.
Quiero que sepas, quiero que sepas, quiero que sepas…
lo que hago sin ti, contigo.

Sin ti, contigo. Sin ti, contigo. Sin ti, contigo…
Quiero que sepas que te abrazo cada noche.

Nunca tendremos Graceland

Podemos cubrir la noche con un cartel que diga Las Vegas.
Te llevaré en mi coche, da igual la marca que sea.

Quiero comprarme un traje de cuello alto y con chorreras.
Unos zapatos de gamuza azul y partir mis caderas.

Quiero llevarte a Memphis. Allí brilla una estrella.
Te lo puedo dar todo, cariño, pero nunca tendremos Graceland.

Si quieres venir, ponte el traje de Marilyn.
Si quieres venir, ponte el traje de Marilyn.

Oh, no, no….

Ey, mama, algunos me miran mal por no tener dinero.
Una guitarra y algo que cantar es lo único que tengo.

Para vestir suelo llevar chaqueta de cuero
y unas zapatillas por si hay problemas, salir corriendo.

Recuerdo, como tú me enseñaste, ser agradecido.
Hacer lo que el corazón me mande y no meterme en líos.

Si a la cárcel he de ir, mama, es por robar Graceland para ti.
Si a la cárcel he de ir, mama, es por robar Graceland para ti.

Oh, no, no… Nunca tendremos Graceland.
Oh, no, no… Nunca tendremos Graceland.
Oh, no, no… Nunca tendremos Graceland.
Oh, no, no… Nunca tendremos, nunca tendremos,
nunca tendremos… Graceland.

Besarte y no parar

Tapo con mis manos tu rostro celoso de la noche y del silencio.
Aún no te he dicho lo que siento porque dudo y tengo miedo.

Hacía tiempo que no te veía
te digo mientras tartamudeo y tiemblo.
Cierras los ojos, parece que esperas que te bese.
Si lo hago no podré parar. Si lo hago no podré parar.

Querría besarte y no… Querría besarte y no parar.
Querría besarte y no… Querría besarte y no parar.

No hablamos para nada del pasado.
Parece que fue ayer cuando nos vimos.
Un día decidimos, cada uno por su lado.
Yo escogí el lado salvaje. Dime cuál fue tu camino.

Querría besarte y no… Querría besarte y no parar.
Querría besarte y no… Querría besarte y no parar.

Querría besarte y no parar.
Miento si digo que no te eché de menos.
Si no me quieres besar dime que no, dime que no,
dime que no… pero riendo.

Querría besarte y no… Querría besarte y no parar.
Querría besarte y no… Querría besarte y no parar.

Querría besarte y no… Querría besarte y no parar.
Querría besarte y no… no parar….

Olvidé

Olvidé ser más educado. Olvidé bajar la voz.
Olvidé prestarte atención cuando querías contarme algo.

Olvidé 14 de febrero.
Olvidé santos y cumpleaños. El beso de la mañana.
Olvidé que engañar es pecado.

Olvidé lo mucho que te quiero.
Lo mucho que me has cuidado.
Olvidé lo que era estar solo desde que no estás a mi lado.

Y ahora no puedo olvidar
verte marchar sin decir nada.
Nada de nada debes contar
al tipo que recuerda lo que pudo olvidar.

Olvidé pedir perdón.
Olvidé llegar a la hora. Preguntarte: «¿Te sientes sola?»
Olvidé escribirte una canción.

Y ahora no puedo olvidar
verte marchar sin decir nada.
Nada de nada debes contar
al tipo que recuerda lo que pudo olvidar.

Y ahora no puedo olvidar
verte marchar sin decir nada.
Nada de nada debes contar
al tipo que recuerda lo que pudo olvidar.

Olvidé decir te quiero.
Olvidé coger tu mano.
Suplicaré a gritos tu amor y entenderé que no vuelvas a mi lado.
Suplicaré a gritos tu amor y entenderé que no vuelvas a mi lado.
Suplicaré a gritos tu amor y entenderé que no vuelvas a mi lado.

Un reloj y una llave

Un reloj y una llave.
Un secreto en el tiempo. Mil palabras escritas.
Un disparo de luz.

Cervezas calientes. Un cigarro encendido.
Y una sola pregunta: ¿Dónde estás tú? ¿Donde estás tú?

Un puerto escondido.
Desde mi ventana la risa de un niño
veo a contraluz.

Mil poemas calientes.
Mil pechos desnudos.
Todos sonrientes me hacen bailar
cuando tú no estás.
Cuando tú no estás.

Navegando solo

Me he marchado y he dejado en tierra
todos mis problemas.
Ahora voy navegando solo,
solo con el viento.

Él no dice nada. Él no dice nada.
Escucha mi lamento.
Él no dice nada. Él no dice nada.
Escucha lo que cuento.

Me he marchado y he dejado en tierra
todo lo que quiero.
No, no soy un valiente,
enseguida vuelvo.

He de abrir mis velas.
He de abrir mis velas. Encontrarte amigo viento.

Acostaré al sol. Recibiré a la luna. Levantaré al sol.
Despediré a la luna. Y esperaré a que venga el viento
para que me lleve lejos.

Acostaré al sol. Recibiré a la luna. Levantaré al sol.
Despediré a la luna. Y esperaré a que venga el viento
para que me lleve lejos.

Tengo un vino que su precio es bueno
y su sabor no es malo.
Beberé a sorbitos cortos
o a tragos largos.

Esperaré el momento.
Esperaré el momento… de tenerlo claro.

 

Acostaré al sol. Recibiré a la luna. Levantaré al sol.
Despediré a la luna. Y esperaré a que venga el viento
para que me lleve lejos.

Acostaré al sol. Recibiré a la luna. Levantaré al sol.
Despediré a la luna. Y esperaré a que venga el viento…
Esperaré a que venga el viento… para que me lleve lejos.

Acostaré al sol. Recibiré a la luna. Levantaré al sol.
Despediré a la luna. Y esperaré a que venga el viento
para que me lleve lejos.

Acostaré al sol. Recibiré a la luna. Levantaré al sol.
Despediré a la luna. Y esperaré a que venga el viento
para que me lleve lejos.

Cuando cae la noche

Cuando cae la noche y los vampiros salen a volar.
Cuando cae la noche. Un, dos, tres… empiezo a rodar.
Cuando cae la noche y busco mi canción.
Cuando cae la noche bajo tu balcón.

Cuando cae la noche y Elvis me viene a ver.
Cuando cae la noche quiero ser Tom Waits.

Cuando cae la noche y te busco entre la gente.
Cuando cae la noche: «Cariño, soy tu mejor cliente».
Cuando cae la noche el negro es mi color.
Cuando cae la noche like a Rolling Stone.

Cuando cae la noche y Elvis me viene a ver.
Cuando cae la noche quiero ser Tom Waits.

Cuando cae la noche y Elvis me viene a ver.
Cuando cae la noche quiero ser Tom Waits.

Cuando cae la noche y muero una vez más,
en los brazos de mis sueños.
Cuando cae la noche y quiero resucitar
al amanecer con tus besos.

Cuando cae la noche y busco, una vez más,
el mejor ron, el mejor puerto.

Cuando cae la noche con Neil Young quiero cantar…
¡El rock and roll no ha muerto!

Cuando cae la noche. Cuando cae la noche.
Cuando cae la noche.

Canciones y palabras

Entramos dentro de la noche donde fuimos extraños.
Esperamos que el huracán peinase nuestro pelo.
Brindamos con vinos calientes por el viento de verano.
Gritamos al chico… ¡Tócala otra vez!

¡Tócala otra vez! ¡Tócala otra vez! ¡Tócala otra vez!¡Tócala otra vez!

Hay unos ojos que me miran
cuando bailo detrás de las rosas,
buscando el momento de empezar de nuevo.

Hay tristeza en odiado silencio.
Hay rabia en incapaz de dominar esto.
Prefiero morir antes que decir
que las canciones y palabras tienen…
Alas para huir. Alas para huir.
Alas para huir. Alas para huir.

Hoy no quiero navegar solo.
Solo si no es contigo.
Y que mi última canción,
y que mi última canción… sea para ti.

Sea para ti. Sea para ti.
Sea para ti. Sea para ti.

Mi camarera

Cada palabra me parece una canción.
Cada canción un trozo de vida.
Sigo soñando y doy gracias a Dios
porque la camarera a veces me mira.

Cada trago parece un montón
de cerveza que hincha mi barriga.
Sigo soñando con un revolcón
y la resaca será mi única amiga.

Por esa puerta me haces salir
a cuatro patas todos los días.
Vente conmigo que podemos reír a cuatro patas
o de rodillas.

¡Ay, mi camarera! que me haces venir a gastar
lo que gano solo por verte reír.

¡Ay, mi camarera!
no me mires así.
Ponme un último trago
brindaremos por ti (o por mí).

Déjame preguntarte
tan flojo como despacio
si merece la pena
que siga bebiendo y hablando.

Te he brindado mi mejor sonrisa.
Te he contado todo lo que hago.
De ti yo no sé nada
pero me han dicho que llevas algo tatuado.

Tal vez salir a cenar.
Quizás tomar un helado.
Vernos a la luz del sol.
Tal vez enamorarnos (o desengañarnos).

¡Ay, mi camarera! que me haces venir a gastar
lo que gano solo por verte reír.

¡Ay, mi camarera!
no me mires así.
Ponme un último trago
brindaremos por ti (o por mí).

¡Ay, mi camarera!
¡Ay, mi camarera!
Ponme un último trago
brindaremos por ti (o por mi).

Nunca tendremos
Graceland

BLAU
2003