Letras

Busco un lugar

Busco un lugar donde la amistad
crece cada amanecer.
Donde las calles tienen nombre de poeta
en este lugar.

Busco un lugar donde encima de la mesa
hay fruta fresca.
Y una foto tuya, madre.
Y papá la viene a mirar.

Donde mi guitarra me espere perezosa
y desde mi ventana ver el mar.
Busco un lugar. Busco un lugar.

Busco un lugar
donde esconderse es imposible.
Nadie nos persigue
en este lugar.

Donde mi guitarra me espere perezosa
y desde mi ventana ver el mar.
Busco un lugar. Busco un lugar.

Donde mi guitarra me espere perezosa
y desde mi ventana ver el mar.
Busco un lugar. Busco un lugar.

Busco un lugar
donde venir a visitarme no es porque
te pilla de paso.
No hace falta que te limpies los zapatos
en este lugar.

Otra canción de carretera

Otra estación del norte.
Otro sin ti en el andén.
Otra maleta mal hecha.
Tu nombre en un papel.

Otro reloj que no se mueve,
el invierno lo paró.
La primavera ya se huele,
pero aquí siempre son las dos.

Al partir miro mis manos,
mi tiempo cabe aquí.
Sé que no he de preguntarte
si quieres venir.

Titulares en las portadas
que no quiero conocer.
Pongo el mundo por almohada
y sueño con volver. Sueño con volver.
Sueño con volver. Sueño con volver.

Una melodía cualquiera, hace de tu recuerdo.
Otra canción de carretera.
En este tren que me acerca a los lazos de tu cama
y a una historia verdadera.

Una melodía cualquiera, hace de tu recuerdo.
Otra canción de carretera.
En este tren que me acerca a los lazos de tu cama
y a una historia verdadera.

Otra canción de carretera, el sur quedó atrás.
Saludan las banderas a toda velocidad.
Los pájaros valientes se atreven a poner
delante de las vías y esperan a que venga el tren.
Y se ríen de él.

Otra estación del norte. Otro sin ti en el andén.

Amigo del pincel

Ey, amigo del pincel, tú que pintas en azul,
tú que esperas la luz.

Ey, amigo del color
que pintas el mejor perfume
a cualquier flor.

Ey, tú que hablas del amor.
Tú que hablas de la muerte.
Tú que hablas de Dios.

Ey, tú que hablas en silencio. Yo escucho tu mirada
escogiendo el color.
Ey… ¿De qué color me ves hoy?

Hay ceniza en tu zapato
y no me muevo
cuando te veo pensando.
Tú, que me enviaste a buscar
una canción en cada puerto

y la miga del pan.

Hoy traigo melodías susurradas
por mujeres que duermen de día.

Ey, préstame atención.
Le prometí a la más bella que tú la pintarías
escuchando esta canción.

Ey, amic meu.
Ey, tú que pintas en azul.
Ey, amic meu,
tú que esperas la luz.

El verano se nubló.
El mar cambia de color.
Que no se enfade el pintor.

El verano se nubló.
El mar cambia de color.
Que no se enfade el pintor.

El verano se nubló.
El mar cambia de color.
Que no se enfade el pintor.

Ey, no me atrevo a preguntar
de quién son esos ojos verdes
que no dejas de pintar.

Ey, qué bonita sonrisa envidiada
hasta por la propia Mona Lisa.

Ey, amigo del pincel
que presumes por llevar zapatos
de poeta francés.

Ey, cuéntame otra vez
la historia de aquel beso
pintando las Malgrats
desde Cala Fornells.

Ey, amic meu.
Ey, tú que pintas en azul.
Ey, amic meu,
tú que esperas la luz.

El verano se nubló.
El mar cambia de color.
Que no se enfade el pintor.

El verano se nubló.
El mar cambia de color.
Que no se enfade el pintor.

El verano se nubló.
El mar cambia de color.
Que no se enfade el pintor…

Quédate conmigo esta noche

Quédate conmigo esta noche.
Quédate conmigo esta noche.
Quédate conmigo esta noche, por favor.

No es la primera vez que pienso
que eres la más bonita
y sueño con cantarte mi mejor canción.

Abriremos de todos el mejor vino.
La bodega está junto a mi habitación.

Quédate conmigo esta noche.
Quédate conmigo esta noche.
Quédate conmigo esta noche, por favor.
Quédate conmigo esta noche.
Quédate conmigo esta noche.
Quédate conmigo esta noche, por favor.

Me vestiré de marinero para contarte cómo navego.
Me vestiré de pistolero para hacer blanco en ti.
Me vestiré de payaso solo para hacerte reír.
Y acabar desnudo junto a ti.

Quédate conmigo esta noche.
Quédate conmigo esta noche.
Quédate conmigo esta noche, por favor.
Quédate conmigo esta noche.
Quédate conmigo esta noche.
Quédate conmigo esta noche, por favor.

Quédate conmigo esta noche.
No tengas miedo, no.
Dejaré que cargues la pistola
dispara cuando quieras a mi corazón.

Dejaremos pasar el invierno
y una luna llena pondré cada mes en tu balcón.
Cumpliremos todas nuestras promesas.
Empezaré con bailar junto a tu corazón.

Quédate conmigo esta noche,
Quédate conmigo esta noche.
Quédate conmigo esta noche, por favor.
Quédate conmigo esta noche,
Quédate conmigo esta noche.
Quédate conmigo esta noche, por favor…

Quédate conmigo esta noche…

La tierra del poeta

En la tierra del poeta. En la tierra del poeta.
Girasoles a los lados.
Al final el mar.

En la tierra del poeta. En la tierra del poeta.
El puerto y su faro y un levante por entrar.
Y tus besos quedaron atrás.

Hoy bailan marionetas. Hoy bailan marionetas.
En la plaza del pueblo
me hacen soñar.

Volví a buscar tus besos, con sabor a canela,
y al escribir tu nombre los volví a saborear.
Y tus besos vuelvo a recordar.

Que no existan más promesas.
Que no existan más promesas.
Tan solo las caricias que te pueda dar.

Que no existan más promesas.
Que no existan más promesas.
Tan solo esos besos que te pueda dar.

Carteles que anuncian la fiesta.
Carteles que anuncian la fiesta.
No se pierdan esta noche el concierto de Ruibal.
Y tus besos son para cantar.

Que no existan más promesas.
Que no existan más promesas.
Tan solo las caricias que te pueda dar.

Que no existan más promesas.
Que no existan más promesas.
Tan solo esos besos que te pueda dar.

En la tierra del poeta. En la tierra del poeta.
Ese que luchó con todas sus letras
para escribir en libertad.

La ciudad despierta

Suena la sirena de niebla. Brilla el sol.
Los puentes son puertas abiertas
hacia un lugar mejor.
Nadie duerme en esta ciudad despierta.
Siempre hay un lugar peor.
Descanso en el mismo sitio donde él escribió.
Donde él escribió.

No es un sitio peligroso…
¿Dónde puedo estar peor?
He escogido el mejor sombrero
para que sepan quién soy.
No hay peligro en estas aceras.
El malo soy yo.
En blanco y negro termina la película.
Aquí él murió. Aquí el murió.
El bueno lo mató.

Él no vino a buscar dinero. Tampoco amor.
Volaban canciones en el viento y las recogió.
La gente comentaba en los bares
su tímida forma de andar. Ahora tiene dinero y amor…
el que quiere abrazar.
Aquí él cantó. Aquí él cantó.

Nieve a los lados de una ciudad que arde a ritmo de canción.
Tengo un secreto que me ha dicho Woody Allen… Shhhh….

Ahhh, ahhh… A su musa quiero encontrar. Ohhh, ohhh…
¿Crees que me querrá besar?

Dicen que la mafia le buscaba. Otros que la mafia era él.
Vestía como un presidente. Su nombre brillaba en el cartel.
Nunca hubo voz más sincera que cantase a esta ciudad.
Sus ojos eran azules. Su nombre lo has de adivinar.

New York. New York…

Suena la sirena de niebla. Brilla el sol.
Los puentes son puertas abiertas hacia un lugar mejor.
Nadie duerme en esta ciudad despierta.
Siempre hay un lugar peor.
Descanso en el mismo sitio donde él escribió.
Donde él escribió.

Que no te falte

Que no te falte nunca el cariño que pones en tus besos.
Que no te falte nunca el árbol donde recoges tus deseos.

Que no te falte nunca caricias cada mañana.
Que no te falte nunca el sol en tu ventana.

Que no te falte nunca la paz que tú deseas.
Que no te falte nunca la luz que brilla en tu vela.

Que no te falte nunca la esperanza que verde brilla en tus ojos.
Que no te falten nunca canciones de músicos locos.

Que no te falte nunca la fruta prohibida.
Aquella que probaste en otra vida.
Acuérdate cuando la pruebes pensar en otro mundo pero,
por favor, quédate otra vez desnuda.

Acuérdate cuando la pruebes pensar en otro mundo pero,
por favor, quédate otra vez desnuda.

Que no te falte nunca de diamantes la sonrisa
que te regala el mar en primavera con su brisa.

Que no te falte nunca un te quiero.
Que no me falte a mí contigo lo que te deseo.

Que no te falte nunca la fruta prohibida.
Aquella que probaste en otra vida.
Acuérdate cuando la pruebes pensar en otro mundo
pero, por favor, quédate otra vez desnuda.

Pero, por favor, quédate otra vez desnuda. Pero, por favor…

En tus ojos ver la luna llena

Un grito anuncia que llega la noche.
Todos esperan que empiece fiesta.
No hay mejor luna en este verano
que la que en tus ojos se refleja.

Un grito anuncia que hemos llegado.
Besos con cariño. Abrazos de hermanos.
No hay mejor regalo en este verano
que en tus ojos ver la luna llena.

Y que en tus ojos ver la luna llena.
Y que en tus ojos ver la luna llena.

Velas blancas decoran la fiesta.
Todos quieren bailar contigo.
Estás preciosa con tu flor en el cuello.
Sé que luego dormirás conmigo.

Hay un deseo que quema mi cuerpo…
Amarte mientras la banda suena.
Coge mi mano, vamos hasta la orilla.
Haremos el amor sobre la arena.

Y en tus ojos ver la luna llena.
Y en tus ojos ver la luna llena.

Y en tus ojos ver la luna llena.
Y en tus ojos ver la luna llena.

Hay una estrella que lleva tu nombre.
Un planeta que llora de pena.
Último brindis por esta noche…
Que en este mundo no haya más guerras.

Solo tus ojos y la luna llena.
Solo tus ojos y la luna llena.

Solo tus ojos… Solo tus ojos…

Enanito burlón

Mago en el circo de tus sueños.
Trapecista de tus besos.
Domador de tus caricias.
Cantante de ficción.

Payaso por tu sonrisa.
Malabarista de tus preguntas.
Faquir de mis respuestas
en la jaula del león.

Funambulista hacia tu cama.
Hombre de goma en tu colchón.
¿Dónde esta el tigre de bengala
que te arañe el corazón?

Hombre bala a tus deseos.
Enanito burlón
que se enreda entre tus dedos
cuando acaba la función.

El rompecabezas

Disculpen que no me presente.
Que no estreche sus manos.
Que no les mire a los ojos.
Disculpen si no me levanto.
Disculpen si no les sonrío.
Disculpen si voy a lo mío.

Disculpen las malas palabras.
Si les he gritado.
Si no les ha gustado lo que esta noche
hemos cantado.
Disculpen si no me despido.
Disculpen si cada uno va por su lado.

Disculpen por la pereza
de buscar entre todas las piezas
y no terminar el rompecabezas.

Disculpen si les he mentido.
Por el tiempo de descanso.
Por las risas no compartidas.
Disculpen si no me he peinado.
Disculpen si con la palabra amor…
Disculpen si con ella he jugado.

Disculpen si no bajo la luna.
Si de un beso no paro las guerras.
Si mis caricias no paran el hambre.
Disculpen por la tristeza.
Disculpen por la pereza
de no terminar el rompecabezas.

Disculpen por la pereza
de buscar entre todas las piezas
y no terminar el rompecabezas.

Otra canción de carretera

DRO ATLANTIC
2005